Tribus y urbes

Inicio » Antropología » Apartheid y Mandela: Una lucha por la igualdad

Apartheid y Mandela: Una lucha por la igualdad

A lo largo del siglo XIX y la primera década del siglo XX, algunos países europeos, Estados Unidos y Japón protagonizaron un proceso de expansión económica, política y cultural mediante el que se repartieron el mundo y lo organizaron según sus intereses. Así pues, a partir de 1850 los Estados -empujados por motivos económicos (explotación de recursos) y políticos (mostrar su poder y prestigio, así como dominar una zona estratégica)- inician la explotación colonial -reservada hasta entonces a compañías privadas, que buscaban la explotación de recursos- y descubren, conquistan y se asientan en diversos territorios del sureste asiático y África.

Mapa de la colonización de África | Google Imágenes

Mapa de la colonización de África | Google Imágenes

Tras la II Guerra Mundial, y todos los cambios que ella conllevó a nivel político, económico y social -las colonias tuvieron que participar en un conflicto inicialmente europeo y que no les afectaba, vieron el desarrollo europeo mientras ellas no evolucionaban, EE. UU. mantenía una política anticolonial (había sido colonia), algunas potencias colonialistas crearon un modelo de estructura imperial con relaciones entre metrópolis y colonia, como es el caso de Gran Bretaña y Francia; la ONU condenó el colonialismo, etc.-, se inicia un proceso de descolonización que dará lugar a la creación de nuevos Estados independientes a través de multitud de conflictos de tipologías diferentes entre las colonias que luchan por la independencia y las metrópolis que quieren mantener el poder; puesto que, mientras que algunos países obtuvieron la independencia mediante la violencia, otros consiguieron alcanzar la descolonización por la vía del entendimiento, aunque en ambos casos destaca el hecho que no todos los nuevos Estados fueron completamente independientes de sus metrópolis, iniciándose así una época de neocolonialismo en la que algunas antiguas colonias continuarán bajo una posición de dependencia económica de sus metrópolis.

Dentro del contexto descrito, Sudáfrica empezará a ser colonizada ya en el siglo XIX, iniciándose este proceso en Ciudad del Cabo, que fue colonia holandesa, y expandiéndose, pues, hacia el resto del territorio. Sin embargo, los colonos holandeses, Bóers, lucharán contra la colonización británica sin éxito. En 1940, la Unión Sudafricana conseguirá una independencia limitada de Gran Bretaña y no será hasta 1960 cuando finalmente obtenga la independencia definitiva, creándose así la República de Sudáfrica (dentro de la Commonwealth).

Los colonos británicos y los Bóers implantarán en Sudáfrica un sistema político basado en la discriminación racial: El Apartheid (desde 1948, año en que tomó forma jurídica, hasta 1994). Este sistema prohibía los matrimonios mixtos y concentraba a la población negra en guetos (Bantustán), cada vez más reducidos y con pésimas condiciones de vida, especialmente si son comparadas con las zonas blancas. El motivo para la creación de los bantustanes fue el intento de evitar que los colonizados crearan un sentimiento común e intentaran la independencia. Así pues, el Apartheid, cuyo objetivo recaía en la separación jurídica racial en la que la raza blanca constituía una raza superior a las demás, comenzaba desde la división del territorio en zonas para negros, pasando por la educación, en la que se “preparaban” desde pequeños a los niños  negros para que aceptaran su subordinación frente a los blancos y el hecho de que no eran iguales ambas razas, hasta todos los aspectos de la vida social.

Bantustán en Sudáfrica | Google Imágenes

Bantustán en Sudáfrica | Google Imágenes

“En 1959, con el Self Government Act el apartheid alcanzó su plenitud cuando la población negra quedó relegada a pequeños territorios marginales y autónomos y privada de la ciudadanía sudafricana. Hasta ese momento, Sudáfrica con sus importantes riquezas mineras y su situación geoestratégica se había alineado con el bloque occidental. Sin embargo, el sistema racista hizo que, en un momento en que se desarrollaba la descolonización, las presiones de la comunidad internacional se acrecentaran contra el gobierno de Pretoria.

En 1960 fue excluida de la Commonwealth. En la ONU se planteó la demanda de sanciones. En 1972, Sudáfrica quedó excluida de los Juegos Olímpicos de Munich ante la amenaza de boicot general de los países africanos. Finalmente en 1977, el régimen sudafricano fue oficialmente condenado por la comunidad occidental y sometido a un embargo de armas y material militar, y en 1985, el Consejo de Seguridad de la ONU llamó a los estados miembros a adoptar sanciones económicas.

En todas estas condenas internacionales hubo una cierta hipocresía. En el marco de la guerra fría el régimen racista fue visto por Europa y los Estados Unidos como un muro de contención a la expansión del comunismo en África. Moscú, por el contrario, animó la lucha contra el apartheid armando a Angola y Mozambique, países cuyos gobiernos pro-soviéticos se enfrentaban a guerrillas subvencionadas por Occidente y apoyadas por Sudáfrica. En el marco de ese conflicto, el ejército surafricano hizo diversas incursiones en el territorio de sus países vecinos.

El fin de la guerra fría precipitó el fin del apartheid. El presidente Frédérik de Klerk, tras diversas negociaciones con los representantes de las comunidades étnicas del país, puso fin al régimen racista en junio de 1991. En adelante la población negra recuperó sus derechos civiles y políticos.

El proceso culminó con la llegada Nelson Mandela, mítico militante anti-apartheid que había pasado veintisiete años en la cárcel, a la presidencia de la República de Sudáfrica” (Historiasiglo20).

No debemos pasar por alto el hecho de que muchos de los países que habían condenado expresamente años antes el régimen nazi, no solo por su expansión imperialista (practicada también por estos países que lo condenaban), sino también por la defensa de la superioridad de la raza blanca y el exterminio de determinadas comunidades, entre ellas los judíos, la más conocida, ahora permitían la existencia de un régimen racista en Sudáfrica con el objetivo de frenar al gran temido comunismo. Pero, es más, dentro del propio Estados Unidos se producían estas separaciones raciales, las cuales dieron lugar a multitudinarias manifestaciones y enfrentamientos que reclamaban la igualdad de la raza negra. Personajes conocidos de esta lucha son Rosa Parks, costurera que se negó a ceder su asiento en el autobús a un hombre blanco, Martin Luther King, conocido por la multitudinaria marcha en Washington en la que pronunció el famoso discurso de “I have a dream” y seguidor de la doctrina de la no violencia de Ghandi, y Malcom X, defensor radical que reivindicó la igualdad racial mediante cualquier medio.

Nelson Mandela

Nelson Mandela (1918-2013), expresidente de la República de Sudáfrica

Nelson Mandela (1918-2013), expresidente de la República de Sudáfrica

Nacido el 18 de julio de 1918 en Mvezo, Sudáfrica, ingresó en 1939 en la única universidad de la época que aceptaba a estudiantes negros en el país: La Universidad de Fort, de la que un año más tarde será expulsado junto con Oliver Tambo, quien será secretario general del Congreso Nacional Africano (ANC), por activismo político. Mientras escribe artículos para un bufete de abogados, empezó a asistir a mítines del Congreso Nacional Africano, un movimiento que defendía los derechos de los negros, raza mayoritaria en el país, hasta participar, en 1952, en la campaña de desafío civil contra la discriminación realizada por la Liga Juvenil del ANC y por la que será condenado a nueve meses de prisión, así como se le será prohibido asistir a reuniones.

Tras este hecho, será nuevamente detenido en 1956 por traición, aunque en 1961 fue absuelto. Pero el hecho por el que se le conoce a nivel mundial es su detención tras la manifestación antiapartheid realizada el 23 de marzo de 1960 en Sharpeville, donde la policía acabó con la vida de 69 personas y tras declarar, el día 30 de ese mismo mes, el Estado de emergencia, el Gobierno detuvo a 11.000 personas, entre las que se encontraba Mandela.

El 5 de agosto de 1962, N. Mandela fue de nuevo detenido por recibir entrenamiento militar fuera de Sudáfrica, hecho que le costó una condena de cinco años de cárcel por incitar la violencia y abandonar el país de forma ilegal. Durante el cumplimiento de esta condena Mandela fue enviado a la cárcel de alta seguridad de Robben Island y será juzgado, además, por sabotaje, lo que se supuso una condena a cadena perpetua. Tras ser trasladado a la cárcel de máxima seguridad de Pollsmoor y rechazar la libertad a cambio de la renuncia de la violencia, será finalmente liberado el 11 de febrero de 1990.

Finalmente, en 1991 será elegido presidente del ANC y, tres dos más tarde, recibirá el Nobel de la Paz. En 1994, fruto de la realización de las primeras elecciones democráticas por sufragio universal, Mandela será elegido Presidente de la República de Sudáfrica.

——-

PD: En memoria de N.M.

——-

Referencias y recomendaciones:

Guerra Anglo-bóer.

– Mancomunidad Británica de Naciones, Historia, Política, Estructura, Afiliación, Commonwealth familia, Cultura.

Nelson Mandela, 1918-2013.

Apartheid.

¿El fin de los Bantustanes?

Rosa Parks, la mujer negra que desafió a la América blanca.

Biografía de Malcom X (inglés).

Martin Luther King.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Cada vez que publiquemos algo se te comunicará automáticamente.

Únete a otros 365 seguidores

Síguenos también en Instagram

Se ha producido un error al recuperar las imágenes de Instagram. Se volverá a intentar en unos minutos.

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: