Tribus y urbes

Inicio » Antropología » La eterna lealtad samurái

La eterna lealtad samurái

La traducción etimológica del término ‘samurái’ es compleja y difusa, aunque se puede traducir como ‘siervo’, pues estos guerreros servían a sus señores feudales antes de generalizarse el término para describir a la clase guerrera -motivo por el que algunos traducen ‘samurái’ por ‘guerrero’- dominó la política japonesa hasta bien entrado el siglo XIX.

Arma típica samurái denominada ‘katana’ | http://eppursi-muove.blogspot.com.es

La cercanía geográfica de China supuso, durante la Edad Media, una fuerte influencia política y cultural para los países vecinos, especialmente, para Corea y Japón; lo que provocó que, ya sobre el año 600 d.C., este segundo -bajo las decisiones de su emperador-quisiese centralizar la organización política e ideológica nacional, cuyo éxito inicial vino seguido por una progresiva descentralización y desarrollo del feudalismo (ya en el siglo XV).

De este modo, se introdujo una constitución (604 d.C.) en la que se reafirmaba el poder del emperador, se realizaron algunas reformas (646 d.C.) que otorgaron la propiedad de las tierras del Estado al emperador, así como también se impusieron las leyes Taiho (702 d.C.), es decir, unos nuevo código penal y civil. Asimismo, el budismo se promocionó como religión nacional y se estableció una nueva capital administrativa, siguiendo el modelo chino, en Nara, la cual, a su vez, se convirtió en el centro religioso nacional y cuyo clero ejerció gran influencia sobre los emperadores, quienes decidieron trasladar el centro adminsitrativo a Heian, acutal Kyoto, en el año 794 d.C.

Por otra parte, mientras las grandes familias recibían enormes cantidades de tierra al realizar “favores” a los emperadores, las provincias comenzaron a caracterizarse por un permanente desorden derivado de la falta de una organización militar centralizada. Como consecuencia, los monasterios y aristócratas constituyeron sus propios ejércitos, formando así una clase de guerreros rurales llamados samurái, quienes conformaron una cultura propia de su clase guerrera.

Debido al aumento de la actividad bélica, y ya en el siglo XII, estos clanes comenzaron a intervenir en la política, provocando la disminución de la influencia de las más importantes familias del país; y, al finalizar la guerra del Gempei (1180-1185), dando comienzo a un período de gobierno militar que se prolongó hasta 1868. Este período estuvo caracterizado por constantes batallas entre los clanes samurái y la sucesión del poder en distintas familias o clanes.

 

En el siglo XVI, Japón estaba fragmentado en casi 400 estados independientes, pese a la continuación del reinado de los emperadores, cuyo poder era nulo, en la ciudad de Heian.

Provincias japonesas en la Edad Media | http://www.fas.harvard.edu

Tras la introducción histórica realizada  sobre la aparición de los samuráis, se puede constatar que estos eran guerreros encargados de defender a su señor feudal (daimio;, pese a que, posteriormente, este término será utilizado para nombrar a los guerreros en general. Además, fueron los samuráis también los encargados de controlar las posibles revueltas que pudieran desarrollar en sus feudos y de cobrar los impuestos para su señor, lo que dotó a esta clase un importante reconocimiento social que les permitió el disfrute de privilegios como el derecho a llevar armas y apellido, pues no les eran permitidos al resto de clases sociales inferiores, es decir, campesinos, comerciantes y artesanos.

Con la posterior unificación del territorio japonés, muchos de estos guerreros samurái quedaron sin señor al que servir y, por tanto, algunos fueron integrados como personal de la administración; mientras que otros se dedicaron al entrenamiento y la enseñanza de las artes marciales y la espiritualidad, lo que favoreció la aparición de las escuelas de carácter y código samurái.

Armadura de un guerrero samurái | Museo Nacional de Antropología de México

Es realmente imposible entender la vida de un samurái sin conocer sus códigos y tradiciones. En primer lugar, cada samurái le juraba lealtad eterna a sus ares, por quienes lucharían hasta morir, y seguían un determinado código llamado Bushidonacido de la combinación de las escuelas de pensamiento y pensamiento  budista Zen, confucionista y sintonista-, cuyas bases eran la defensa de la rectitud (decisiones correctas), el coraje, la benevolencia, el respeto, el honor, la lealtad y la honestidad o sinceridad absoluta.

En segundo lugar, este código les marcaba unas pautas de vida en las que no cabía el miedo, el cual controlaban con la realización habitual de meditación. Además, también les era obligatorio gritar el nombre propio y de los antepasados antes de un combate, así como rezar y realizar una serie de determinadas poses que mostraran y agrandaran su fortaleza.

Para los samurái, era todo un honor morir en la guerra, pues ello dotaría a su familia y su señor un gran honor; ya que las guerras entre samuráis no finalizaban, tras comenzar la batalla, hasta la muerte de una parte de los combatientes.

“La vida del Samurai es como la flor del ciruelo, bella y breve. Para El, como para la flor, la muerte es algo natural y glorioso” (Riviera Ryn)

Por último, es interesante conocer que el fin de esta clase social se produjo cuando, entre 1876-1877, una rebelión samuái por la defensa de sus derechos y su clase, finalizó con una derrota derivada de la superioridad armamentística del ejército nipón, lo que acabó con la era samurái; aunque en la actualidad los descendientes de samuráis son reconocidos por la población japonesa, especialmente la rural, pese no conservar ningún estatus social.

El siguiente documental, realizado por National Geographic, muestra con más detalle cómo era la vida de estos guerreros, pese que ha sido realizado en base a las tradiciones que se conservan y los actos que se realizan en su recuerdo.

  • Fuentes:
  1. HAYWOOD, J. et alii (2000). Japón y Corea medievales. En HAYWOOD, J. et alii, Atlas Histórico Universal (punto 3.24). España: Paza&Janes.
  2. Riviera Ryn
  3. Los Samuráis. Japón medieval: breve descripción del espíritu y la vida de los samuráis.
  4. Exposición: “Samurái. Tesoros de Japón”
  5. El código Samurái
  6. Bushido. El camino del samurái

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Cada vez que publiquemos algo se te comunicará automáticamente.

Únete a otros 365 seguidores

Síguenos también en Instagram

Se ha producido un error al recuperar las imágenes de Instagram. Se volverá a intentar en unos minutos.

Archivos

A %d blogueros les gusta esto: